Dura reacción de la Sociedad Rural de Concordia ante la suspensión de exportación de carne

El presidente de la Sociedad Rural de Concordia, Gonzalo Benito Legeren  manifestó su sorpresa y preocupación por las medidas recientes de suspender por 30 días la exportación de carne en LT15 Am560 al calificarla como ” populista e intervencionista”. Este tipo de medidas son del pasado y ya quedo comprobado que no funcionan, genera destrucción de puestos de trabajo, tristeza y pocas ganas de seguir invirtiendo”.

“Esta comprobado que no van a bajar los precios. El mismo ministro de economía reconoció que la exportación no genera inflación. El problema esta en la emisión”.

“No creemos que sea por un mes, es como las restricciones al Covid, esto va a ser un  mes mas un mes”.

En este contexto, el empresario manifestó que “seguramente el precio va a subir”.

Audio: https://drive.google.com/file/d/1KrADMEqEHYu-4S-yFRZTa-j2lVdpKuml/view?usp=sharing

Fuente: https://lt15concordia.com.ar/2021/05/18/dura-reaccion-de-la-sociedad-rural-de-concordia-ante-la-suspension-de-exportacion-de-carne/?utm_source=dlvr.it&utm_medium=facebook

Sin carne, sin trabajo, con más impuestos y sin plan. La desastrosa política económica del gobierno

 

Ante el artero ataque a la producción de Entre Ríos y al peligro de la pérdida de cientos de miles de puestos de trabajo que trae aparejada la  retrógrada e ineficiente decisión del Gobierno Nacional de cerrar las exportaciones de carne, esta Sociedad Rural Concordia insta al Gobierno Provincial y a los Legisladores Nacionales y Provinciales Entrerrianos, a que manifiesten su repudio ante el Gobierno Nacional y defiendan la producción y el trabajo de cientos de miles de trabajadores de la actividad, dando cumplimiento a la palabra empeñada en el discurso público.

 

Concordia 18 de mayo de 2021.-

 

Mismas recetas, mismos fracasos

El gobierno decidió cerrar las exportaciones de carne nuevamente como lo hiciera en el primer gobierno Kirchnerista. ¿Cuál fue el resultado aquella vez? Reducción del stock ganadero en 15 millones de cabezas que aún hoy no se pudieron recuperar, más de 250 frigoríficos cerrados con la consecuente pérdida de miles de puestos de trabajos, miles de productores fundidos, el incumplimiento de contratos internacionales cuya consecuencia fue la pérdida de mercados en manos de nuestros competidores…Y el más contundente: LOS PRECIOS NUNCA BAJARON en el mostrador.

El gobierno debería haber aprendido que la suba de precios es debido a los desequilibrios macroeconómicos generados por ellos mismos.

Desde la Sociedad Rural Concordia expresamos nuestro profundo rechazo a esta medida y adherimos al paro, estado de alerta y movilización, anunciado desde Mesa de Enlace Nacional.

 

Concordia 18 de mayo de 2021.-

¿Pan y circo o pan y trigo? COMUNICADO DE CRA

La exacerbación dialéctica de algunos sectores del Gobierno e incluso de algún bizarro representante de uno de los eslabones de la cadena de producción del trigo; no hace más que sumar incertidumbres y malestar a quienes genuinamente aportan su esfuerzo todos los días para sobrellevar los distintos desafíos que significa producir en la Argentina de hoy y su contexto.
La suma de inexactitudes, falacias e ignorancia que uno escucha de aquellos que no tienen ni la menor idea de cómo es, el sistema de producción, de industrialización y de comercialización de la cadena triguera es por ser suaves una demostración de «analfabetismo productivo».
Hoy nos encontramos con el pan a $170/kg.
Vamos a desglosar cómo se compone el precio y cuánto influye verdaderamente el precio de la materia prima, en este caso, el trigo.
Un kg de trigo sale $ 21,50.
Se necesitan 1,25 kg de trigo para obtener 1 kg de harina, o sea que el trigo supone un costo de $ 27/kg de harina.
Con un kg de harina se obtienen 1,25 kg de pan. O sea que la incidencia del trigo es de $ 21,5 por kg de pan.
Es decir que el trigo tiene una incidencia final en el precio al público del pan del 12,65%.
Ojo, que si tomamos todo el abanico de panificados la incidencia del trigo se reduce al 7%.
Y, sin embargo, aún tenemos que escuchar que el problema está en el precio del trigo.
Por favor, dejen de agredirnos el intelecto.
La repetición de argumentos ideológicos, poco consistentes, carentes de veracidad, y la validación de los mismos por quienes deberían bregar por el desarrollo productivo del país; nos puede llevar a errores serios de diagnóstico. Ensayando soluciones donde no está el problema, sumando una nueva dificultad y no solucionando lo que se quería. Lo bueno es que ya lo vivimos en el pasado reciente, tenemos claro el resultado de ciertas acciones, que arrojaron como saldo la menor cosecha en 100 años y el precio del pan por las nubes.